A punto de despegar

Hace unos dos años y medio o así que mi mujer y yo llevamos a nuestras gemelas a un cuentacuentos en una biblioteca de Toronto, donde vivimos. Tal como solemos hacer cada vez que vamos, al acabar la sesión nos pasamos por la zona de libros infantiles para que cada una eligiera un cuento. Uno de ellos fue un librito pequeño llamado “Rama and Sita”, repleto de unas ilustraciones muy coloridas que seguramente fueron el motivo de que decidieran coger ese para llevarlo a casa. La historia era muy simple: el rey de los demonios rapta a una princesa y un príncipe tiene que rescatarla ayudado por el rey de los monos voladores. Es posible que me equivoque, pero creo que ese fue el primer cuento en el que ellas se encontraron con una representación ficticia del mal (tambien con reyes, príncipes y princesas, pero esa es otra historia). Hasta entonces no sabían nada de personajes malignos: los lobos, las brujas, la reina de la noche, Darth Vader y demás llegarían más tarde, y quizás por eso estaban tan fascinadas con el cuento y nos pedían que se lo releyéramos una y otra vez.

51olU9Ia0BL._SX339_BO1,204,203,200_

Querían saber todo lo posible sobre la historia, por qué el rey de los demonios tenía diez cabezas y veinte brazos, por qué era así de malvado, cómo era posible que pudiera viajar en un carro volador, qué país era ese en el que los monos tenían alas y rey. El autor del cuento explicaba al final del mismo que se trataba de una versión infantil del Ramayana, uno de los dos poemas épicos hindúes clásicos. Así que un día las niñas y yo nos pusimos a buscar imágenes sobre Rama y Sita en la tablet (mejor dicho, yo hacía la búsqueda y ellas tocaban en la pantalla las que más les gustaban, que eran todas) y de ese modo aprendimos juntos unas cuantas cosas. Por ejemplo, que la historia es el origen del Diwali, una de las fiestas religiosas más importantes de la India. O que Rama es un avatar de Vishnu, uno de los tres dioses principales del hinduismo. O que Ravana era el rey de Sri Lanka, donde existe una versión de la historia en la que se cuenta que no era tan malo. O que hay un corto de Pixar es-tu-pen-do nominado a los Oscar que mezcla esta leyenda con las historias de superhéroes para niños.

Pasaron unas semanas y su interés saltó a otro libro, pero fui yo quien se quedó enganchado a esa historia (quienes me aguantaron en la facultad saben lo mucho que me atrae la épica) y no pude parar hasta que me hice con una buena versión del Ramayana. La elegida fue la de Ramesh Menon, que condensa varias versiones a la vez que mantiene el hálito épico en su versión en prosa. 720 páginas que me introdujeron no solo en un mundo ficticio fascinante sino en un universo cultural que desconocía por completo y que a día de hoy sigue mostrándome nuevas facetas según voy leyendo más y más sobre él. Tanto me apasionó leerlo que unos meses después, con motivo del Diwali, resumí el Ramayana en un hilo larguísimo de twitter que incluía imágenes. Por supuesto, me terminé leyendo una versión del Mahabharata, que aparte de ser el otro poema épico clásico hindú se considera el segundo libro más largo de la historia, y ahí ya quede cautivado para siempre jamás por la cultura india y las infinitas ramificaciones, tanto en Oriente como en Occidente, de las que nunca había oído hablar hasta entonces.

51yhJY+ibjL._SX333_BO1,204,203,200_

Como escritor y profesor de literatura tengo claro que la literatura es una puerta a mundos infinitos, pero por alguna razón que desconozco mi yo lector tenía esto un poco olvidado. Ya hace tiempo expliqué aquí que leer a más autoras me había enriquecido como lector. Creo que un buen modo de seguir en esa línea es incluir en mi lista de lecturas una mayor variedad de voces literarias, sobre todo de aquellas que no suelen estar incluidas en eso que llaman el canon occidental. Quiero irme de viaje literario saliéndome de ese canon cuando sea posible para así conocer muchas historias extraordinarias que están ahí esperando a que alguien quiera disfrutar con ellas. Quiero crecer como lector (a ser posible, con el asombro infantil que veo en mis hijas) no solo con el dialogo íntimo y seductor que se establece entre lector y libro sino también gracias a la bendita fascinación de sentir que un libro te abre las puertas de otros tantas culturas desconocidas. Si leer es conocer una nueva visión del mundo, cuanto más diversas sean las voces más completa será esa visión.

Por todo esto llevo unas semanas embarcado en un proyecto personal que no se si llegaré a terminar, pero que de momento me está dando muchas satisfacciones: leer una obra de ficción de cada país del mundo y escribir en este nuevo blog una reseña de cada uno. Sospecho que no va a ser nada sencillo encontrar narrativa de algunos países (hola, Tuvalu), pero tengo a mi favor que puedo leer en cuatro idiomas y que cuento con un sistema de bibliotecas públicas excelente aquí en Toronto (una de las ciudades más multiculturales del mundo, lo que hace que sus fondos bibliográficos sean relativamente amplios en cuestión de autores internacionales). Dado que este proyecto no tiene fecha límite, es posible que los parámetros para elegir qué libro leo de cada país vayan variando según vaya avanzando. De momento tengo claro que, de cara a incluir una mayor variedad de voces narrativas, siempre que pueda elegiré libros escritos por mujeres, autores no blancos y/o LGTBQ.

Cuando hace unas semanas comencé con este proyecto descubrí que, tal como me imaginaba, esta idea ya se le había ocurrido a mucha gente. Gracias a eso cuento con más de un listado de libros por donde empezar a buscar, aunque no me limitaré a ellos sino que buscaré por mi cuenta. Entre todos los proyectos similares que he encontrado de momento me quedo sin duda alguna con esta maravilla de Ann Morgan, una escritora de Reino Unido que se propuso leer 196 libros en un año y, aparte de conseguirlo, terminó publicando un libro sobre esa experiencia. Quien sabe, a lo mejor consigo publicar un libro similar en español (hola, editoriales interesadas en el tema). No me planteo ni por asomo un plazo tan estricto para terminar este proyecto, pero quiero copiar de ella algo que me parece un verdadero hallazgo: incluir todo tipo de recomendaciones literarias para que este blog sea un punto de encuentro en español para quienes quieran conocer otras literaturas. Así que sentíos con total libertad para añadir en los comentarios a cada entrada del blog todo tipo de sugerencias. Empezando hoy mismo, por supuesto, comentando al pie de este texto.

Otro proyecto similar es Libros e savores do mundo, aunque en este caso las reseñas están «enriquecidas» al final con una receta para que quien visite el blog se anime a hacer en casa platos típicos de cada uno de los países del mundo. Esto de que las entradas del blog lleven algo más que la reseña de un libro me pareció tan buena idea que haré algo similar: a modo de bonus track, al final de cada una de mis reseñas incluiré una pieza musical del país reseñado. Siempre que me sea posible, la música intentará ser una suerte de banda sonora al libro o al menos un ambiente sonoro para daros una pista del tono del libro reseñado.

Comienza el viaje. En estos días iré escribiendo las primeras reseñas, ya que en estas semanas ya he leído algunos libros que me han gustado mucho. Abrochaos el cinturón, que vamos a despegar. Primera parada, Mauricio.

(Si ahora que sabes de qué trata el proyecto #200Países200Libros te apetece colaborar con él, puedes invitarme a un café por aquí o, si lo prefieres, por aquí)

Anuncio publicitario

117 comentarios

    • Irán tiene una cantidad enorme de escritores que desconozco completamente. Ese libro precisamente es de los que tengo en la lista de pendientes, pero si lo recomiendas ya tiene «sello de calidad». Gracias 🙂

      Me gusta

  1. Ambas autoras me encantan, por eso es posible que busque para este proyecto alguna autora que no conozca hasta ahora. Espero que tras tu comentario alguien que entre en este blog se anime a leerlas, porque las dos escriben divinamente. Un abrazo y gracias 🙂

    Me gusta

      • Creo que para ponerte de primeras y entender por qué escribe y cómo es fundamental. Es su infancia y la historia de Kenya. Con él luego entiendes mejor cómo nació Descolonizar la mente.

        Me gusta

    • Sospecho que esa pregunta me la voy a hacer muchas veces a lo largo de este proyecto porque la respuesta depende de muchos factores, sobre todo del idioma en que escriban los autores y del lugar del que se identifiquen. Yo mismo, por ejemplo, me considero un autor español a pesar de haber nacido y vivir actualmente en Toronto. Le echo un ojo a Abécassis a ver qué tal. Gracias!

      Me gusta

  2. Ya te habrán llegado los y las lispectorettes para la contribución brasileña, pero si acaso llego el primero, te recomiendo ‘Memorias póstumas de Brás Cubas’, de Machado de Assis.

    Me gusta

    • Las lispectorettes ya estaban apuntando fuerte desde antes de pensar yo en este proyecto, la verdad. Machado de Assis queda apuntado y con nota ya que viene recomendado por ti. Gracias mil :*

      Me gusta

  3. Quizá ya lo hayas leído, pero me veo obligada a recomendarte el Genji de Murasaki Shikibu, porque lo estoy leyendo y es una preciosidad y porque estoy en proceso de apadrinar a la escritora 😊.

    Ahora necesito leer el Ramayama. Eso y localizar la versión infantil para cuando mis bichillas estén en edad de cuentos 😍

    Me gusta

    • El Genji lo tengo pendiente pero empezado de hace tiempo, es posible que me lo termine a lo largo del 2018. Y ahora necesito muy fuerte ver lo que escribes sobre Shikibu. El Ramayana es maravilloso, para la versión infantil que fue el germen de todo esto he puesto un enlace en el blog a Amazon. Por si te puede servir de algo, digo 🙂

      Me gusta

    • Todo el mundo me habla de este libro, tengo muchas ganas de leerlo. Pero veo que la trama transcurre en Estonia (igual que otros libros de la misma autora). A ver si encuentro alguno con trama finlandesa.

      Me gusta

  4. ¡Hola! Me parece una idea fantástica. No sé cuáles tienes, pero hay un grupo de lectura en goodreads llamado ‘Hijas de Mary Wollstonecraft’ que tiene una sección sobre biblioteca del mundo. Hasta ahora hay pocas libros (han empezado con los de África), pero igual puede inspirarte (o alguien que esté leyendo esto). A mí me parece interesante ‘Mujer en punto cero’ de Nawal El-Saadawi, para Egipto.

    Me gusta

    • Muchas gracias por la sugerencia, voy a echar un ojo a ese grupo de lectura. Nawal El-Saadawi me interesa mucho porque tengo ganas de conocer a fondo el feminismo islámico. Sobre este tema, te recomiendo un ensayo genial de Mona Eltahawy, otra autora egipcia: «Headscarves and Hymens».

      Me gusta

    • Por lo que estoy viendo, el tema de la identidad/nacionalidad de los autores y autoras va a ser muy recurrente en este proyecto. Como es un tema que me toca personalmente, me va a servir para reflexionar sobre mi propia experiencia. De Maalouf había pensado en Identidades asesinas, pero al ser un libro más cercano al ensayo quizás lo ponga a un lado y me decida por Samarcanda. Mil gracias.

      Me gusta

  5. Mi carta más larga. Mariama Bâ. Senegal. El primer libro de una autora tardía , (50) que plantea una mirada feminista en una realidad musulmana polígama de 1970 aprox.

    Me gusta

  6. “Gente independiente” Halldór Laxness (Premio Nobel islandés)
    Islandia no siempre fue el próspero y moderno país que hoy todos tenemos en mente.
    Leído y releído con fruición.

    Me gusta

  7. De Irán (aunque podría considerarse neerlandés por el idioma en que está escrito originalmente) no hay libro más bonito que “El Reflejo de las Palabras de Kader Abdolah.
    De Nigeria, “Todo se desmorona de Chinua Achebe (aunque de Nigeria también es Chinamanda Adichie y, claro, cómo competir).
    De Japón, ‘Botchan’ de Natsume Soseki.
    De EEUU, “Matadero 5” de Kurt Vonnegut.
    De Turquía, “Retrato de una familia turca de Ifran Orga.
    De Rumanía, “Levante” de Mircea Cartarescu.
    De Sudáfrica, “Desgracia” de John Coetzee.

    Me gusta

    • ¡Qué de sugerencias, muchas gracias! Cuanto más investigo sobre Irán más ganas tengo de centrarme solo en literatura iraní: estoy encontrando títulos que me parecen muy apetitosos 🙂 Me apunto el de Kader Abdolar con muchas ganas.
      A Chimamanda ya la adoro, pero a Chinua no le conozco. Apuntado queda. Por lo que veo ambos son igbos, a ver si consigo encontrar algo de literatura hausa y yoruba para conocer algo de las tres etnias principales de Nigeria.
      Tambien tengo leídos a Soseki y a Vonnegut, los dos son fantásticos. Cada uno a su manera, claro.
      A Ifran no le conozco, pero ese libro parece estupendo. Me interesa mucho lo referente al imperio otomano, lo pongo en la lista ya mismo. Aunque no tiene nada que ver, ¿conoces una película turca llamada Mustang? Te la recomiendo mucho.
      A Mircea la tengo ya en la lista, pero con otro libro diferente. Le echo un ojo a este.
      Y de Sudáfrica, tengo que ponerme con Coetzee porque es una asignatura pendiente. Pero reconozco que me da un poco de rabia lo bien que se las arreglan en la Academia Sueca para premiar a africanos blancos y a japoneses que no son japoneses sino occidentales 🙂
      ¡Mil gracias de nuevo!

      Me gusta

    • Pongo también a Yaa Gyasi, de Ghana. La verdad es que su libro «Volver a Casa» no me entusiasmó, pero he visto que falta por cubrir ese país.

      Me parece que tampoco te han recomendado nada de Alemania (tiramos todos a lo más lejano o ajeno), así que aprovecho para colocar a uno de mis autores preferidos: Heinrich Böll.

      Me gusta

  8. Desde Austria, El Golem, de Gustav Meyrink. Es interesantísimo; su estructura está inspirada en la baraja del tarot.

    Mañana reviso a ver qué se me ocurre 😉

    Me gusta

  9. Hola Ernesto,
    He recopilado varias cosillas por si te pueden ayudar… allá van… he primado cantidad antes de explicarlos mucho.. si necesitas más info dilo (he obviado las grandes potencias como EEUU, Gran Bretaña…)
    Argelia – Lejos de Medina – Assia Djebar
    Argentina – seguro que tienes… pero bueno María Moreno es impresionante en Black Out por ejemplo
    Australia – algo de Peter Carey, como Parrot y Oliver en América
    Bielorrusia – si no lo has hecho ya Svetlana Alexievich con La guerra no tiene rostro de mujer
    Brasil – cualquier cosa de Clarice Lispector, por ejemplo Un soplo de vida
    Chile – Jamás el fuego nunca de Diamela Eltit
    República Checa – Hrabal es maravilloso pero si quieres probar otra cosa “La promesa de Kamil Modracek de Jiri Kratochvil
    Dinamarca – no es muy típico que aparezcan escritores de este país, es poeta, excepcional Inger Christensen, ALFABETO.
    República Dominicana – La mujama de ominculé de Rita Indiana, es desbordante.
    Holanda – Mi única elección es uno de mis favoritos Cees Nooteboom, En las montañas de Holanda es mágico.
    Egipto – Mujer en punto cero de Nawal El Saadawi
    Finlandia – He visto que te recomendaban a Oksanen que no está nada mal…. Si quieres otra elección Maria Peura y Tu amor es infinito, es durísimo pero potente.
    De Francia no hace falta que te recomiende… jeje, si no has catado a Valerie Mrejen….
    Con India estás provisto con el que te han dicho en La nave invisible de Hossain, Rokeya Sakhawat
    En Italia… te recomiendo antes a Ginzburg que a Ferrante… pero vaya…. Lo que te apetezca más.
    Irán – Mi tío Napoleón – Iraj Pezeshkad Divertidísimo y ambientado en un lugar totalmente distinto.
    Jamaica – Marlon James y su Breve historia de siete asesinatos.
    De Japón te han dicho alguno ya.. y hay un montón… si quieres alguna otra recomendación se dice… pero no creo que sea tan difícil.
    Kenya – De Ngugi… empieza por sus ensayos… Descolonizar la mente es corto, pero intensísimo y muy indicativo de lo que es este maravilloso autor.
    Corea del Sur – Mucha gente te recomendará Han Kang y La vegetariana, muy buena elección, puedes ir al poeta Ko Un (me encanta) como Fuente en llamas
    Líbano – Me gustó mucho Los drusos de Belgrado de Rabie Jaber
    México- Hay muchos pero últimamente estoy muy a favor de leer a Valeria Luiselli o Cristina Rivera Garza, de la primera Los niños perdidos y de la segunda Nadie me verá llorar.
    Marruecos – Cualquier ensayito de Eva Illouz está muy bien…
    Nueva Zelanda…. Si no tienes autor/a puedes ir a por Ngaio MArsh.. aunque es muy British….
    Nigeria—aquí está mi favorita Chimamanda.. ya te lo han dicho. Americanah es alucinante.
    Perú – evidentemente te puedes ir a por Vargas Llosa y estaría bien… también puedes probar Llamada perdida de Gabriela Wiener…
    Polonia – Imagino que irás a por la genial Szymborska (lecturas no obligatorias o poesía)… si ya lo has hecho vete a por Slawomir Mrozek, especialista en microcuentos.
    Rumanía y Rusia ya tendrás más de una posibilidad escogida… no te digo más.
    Sudáfrica – Coetzee es magnífico.. si quieres algo diferente de la zona y perspectiva de mujer… Bessie Head y sus Nubes de lluvia.
    Suecia – difícil que no sea policíaco 😉 Anne Holt (Castigo) o Karin Tidbeck (Jagannath) son opciones fascinantes.

    Me gusta

    • Qué maravilla de lista, Mariano. Y qué suerte tenerte de cicerone en un proyecto como este. Millones de gracias.

      A ver, te cuento:
      – Eres la segunda persona que me recomienda el mismo libro de Argelia. No conocía a esa autora, pero no puede ser una coincidencia así que la buscaré sin duda alguna.
      – Para Argentina tenía pendiente esperar a una especie de «segunda ronda» ya que conozco un poco de literatura argentina. Me apunto a esta autora, de la que tampoco sabía nada. Otro tanto con México, me apunto a ambas autoras.
      – Australia: otro autor que desconozco este que me recomiendas, aunque todo apunta a que el caballo ganador va a ser La bofetada, de Christos Tsiolkas. Estaba en mi lista de pendientes desde hace mucho, esta es una buena excusa para resolverlo de una vez por todas 🙂
      – Por todo lo que (os) estoy leyendo, muy mal se tiene que poner la cosa para que no caigan Alexievich, Lispector, El-Saadawi, Marlon James y Bessie Head como representantes de sus respectivos países 🙂
      – Chile: otra autora que me descubres, apuntada queda. Lo mismo me pasa con Kratochvil, Rita Indiana, Peura, Jaber y Wiener.
      – Es cierto que Dinamarca es más complicado de lo que parece. Yo te recomiendo Nada, de Janne Teller. Uno de mis grandes descubrimientos del año pasado.
      – Leí algo de Mrejen el año pasado y no terminé de cogerle el punto. Lo bueno es que de Francia es sencillo encontrar representantes.
      – Ya he cubierto el cupo de Italia para este proyecto y, en efecto, ha sido Ferrante. Pero me apunto a Ginzburg para otra ocasión.
      – Si algo estoy aprendiendo de momento con este proyecto es que la literatura de Irán es mi gran desconocida. Me quiero leer TODO lo que me sugieren, a ver si encuentro remedio para esto xD
      – Japón también esta ya leído. La representante ha sido Yoko Ogawa, en breve publicaré la reseña en el blog.
      – Lo de Ngugi es otra asignatura pendiente. Ya le he dicho a Jonatan que me guarde un ejemplar de Descolonizar la mente para comprarlo en su libreria en navidades. A ver si por fin me ngugializo de una vez y de paso me pongo con el primer tomo de sus memorias.
      – De Corea del Sur estoy ahora mismo con Kyung-sook Shin (Por favor, cuida de mamá). Por lo general, para este proyecto quisiera leer novela, pero es bueno conocer poetas y ensayistas por si acaso.
      – Es muy posible que de Nueva Zelanda caiga Eleanor Catton, aunque es un libro grande. Dado que tengo 200 libros en total, puede que me termine decantando por algo más manejable 🙂
      – De Nigeria, aparte de Chimamanda me han hablado de Chinua Achebe. Ambos son igbos, a ver si encuentro novelas yorubas y hausas para así saber algo de las tres principales etnias de Nigeria.
      – Tengo pendiente terminar de elegir representante de Polonia. Ya te diré con lo que me quedo al final.
      – Y sí, a ver lo que encuentro de novela sueca que no sea policiaco. Si veo que es imposible tendré que leerme el tercero de Millenium, que es el único que me queda de la saga 😛

      Sospecho que tanto tu mensaje como esta respuesta mía van a ser el principio de un largo dialogo literario durante este proyecto. No sabes lo feliz que me hace imaginarlo. ¡Millones de gracias!

      Me gusta

  10. De Guatemala no he visto que tengas, te recomiendo mucho a Eduardo Halfon; te gustará su novela De Cabo Roto, con Cervantes por la zona. Lu go sigo con más países. Enhorabuena por el proyecto.

    Me gusta

  11. De Cuba a Pedro Juan Gutiérrez y su «Anclado en tierra de nadie» primera novela de la Trilogía Sucia. Potente, negra, sangre, sudor, sexo y hambre. Muy física. Seguro lo conoces..
    De Nueva Zelanda » Un ángel en mi mesa» de Jane Campion
    De Austria » Entre Mujeres» «Cara a Cara» Waltraud Anna Mitgutsch, aunque yo me quedo con «La frontera»
    Y de Haití la primera novela de Louis-Philippe Dalembert El lápiz del buen Dios no tiene goma.
    Y de Sudáfrica recupera a Nadine Gordimer, seguro leíste el conservador o Historia de mi hijo.
    ( Mucha suerte y buena elección)

    Me gusta

    • De todas tus recomendaciones solo conocía a Campion y a Gordimer. Algo que me está encantando de este proyecto es el conocer tantos autores tan interesantes de los que jamás había oído hablar. Millones de gracias.

      Me gusta

    • Parece de hecho francoamericana, por lo que leo. Pero en este proyecto voy a tener que enfrentarme muchas veces al tema de la identidad (algo que me encanta, ya que me toca personalmente). De hecho, uno de los principales motivos por el que me va a ser relativamente sencillo encontrar literatura procediente de países poco frecuentes en el canon es que hayan sido escritos por autores que hayan emigrado a USA o UK. Gracias por la sugerencia, he descubierto hace poco la ficción especulativa y me interesa bastante.

      Me gusta

    • Gracias por recomendarme esta autora. La verdad es que no soy muy fan de la literatura desgarrada y desgarradora, pero he estado ojeando en google y este libro me ha llamado la atención. Aunque eso descarta Huasipungo, que tenía ganas de leerlo. En fin, sospecho que con este proyecto voy a tener muchos conflictos similares 🙂

      Me gusta

  12. – De Nicaragua, un clásico: «La mujer habitada» de Gioconda Belli.
    – De Perú el divertidísimo «La amigdalitis de Tarzán» de Alfredo Bryce Echenique.
    – De México (Rulfo aparte), dos poetas: Jaime Sabines y Rosario Castellanos.
    – De Uruguay, un imprescindible: «La nave de los locos» de Cristina Peri Rossi (y toda su poesía).

    Me gusta

  13. He visto que estabas pendiente de elegir algo de Polonia, y aunque es un clásico y probablemente ya lo hayas leído, ¿qué tal Solaris, de Stanislaw Lem? Impedimenta acaba de sacar una edición preciosa, ¡y es la primera traducción directa del polaco al castellano!
    Voy a seguir con ilusión tu proyecto, ¡muchas gracias por todos los libros que nos estás descubriendo!

    Me gusta

    • ¡Gracias a ti por animarte a escribir! Pues precisamente Solaris lo leí el año pasado para un club de lectura que montamos en tuiter y que terminó desapareciendo. Para este proyecto, de hecho, había pensado saltarme unos cuantos países por haber leído algo recientemente, como en este caso (o España, o Estados Unidos o Inglaterra, de donde ya conozco bastante literatura). Pero creo que al final me voy a liar la manta a la cabeza y poner el contador a cero con todos los países. De perdidos al río 🙂

      Me gusta

  14. ¡Buenas, Ernesto!

    Me sumo al voto de «El vértigo» de Eugenia Ginzburg para Rusia. La autobiografía de una mujer que sobrevivió a las purgas rusas y a Kolimá. Un libro muy, muy duro, pero precioso.

    De Hungría, «La puerta», de Magda Szabó. Maravillosa.

    Y si se me ocurre algo más, ya lo añadiré 🙂

    ¡Espero que el proyecto vaya muy bien!

    Me gusta

  15. Hola! Voy a recomendar de Jamaica Kincaid «La mano» y de Cartarescu «El Ruletista» o «REM» que ya he visto que están apuntados.
    «El buda de los suburbios» de Kureishi seguro que ya lo conoces (pakistaní en Londres) y de Irlanda «Las chicas del campo» de Edna O’Brien.

    Me gusta

  16. Sería un crimen no recomendarte esto.

    México — “La primavera en el jardín” (compilación artículos) y “Estas ruinas que ves”, de Jorge Ibargüengoitia.

    Me gusta

    • Arundhati Roy es una jefaza. Si te fijas en la imagen de cabecera del blog, hay un autor por continente (uno para Norteamérica y otro para Sudamérica) y ella es la «embajadora» de Asia. El dios de las pequeñas cosas es fantástico, espero que lo disfrutes mucho. El otro lo tengo pendiente, hace unas semanas lo presentó ella aquí en Toronto y cuando llegué ya no había sitio libre y no pude verla:( Añado ambos a la lista, mil gracias 🙂

      Me gusta

  17. Hola, Ernesto, hermoso proyecto. Te hago algunas recomendaciones, sobre todo para seleccionar tu libro de Venezuela. Si no te ciñes a narrativa encontrarás voces poéticas importantísimas como Yolanda Pantin, que acaba de ganar el premio de Poesía Casa de América, por ejemplo. También Elizabeth Schön o Ida Gramcko, Hanni Ossott, Martha Kornblith (suicidas las dos últimas). Venezuela es un país fecundo en poetas. Es muy interesante el caso de Esdras Parra, que escribía narrativa cuando era hombre y cuando cambió su sexo, conservando su mismo nombre, solo escribió poesía.
    Narradoras también tenemos unas cuantas realmente notables. Te recomendaría Historias de la marcha a pie de Victoria De Stefano, Nocturama, de Ana Teresa Torres o Todas las Lunas de Gisela Kozak, estas dos últimas LGBT.
    De Perú, de nuevo si no te limitas a narrativa, lo que leas de Blanca Varela será maravilloso y de Uruguay, muy por encima de Galeano te recomendaría los Cuentos Reunidos o las Narraciones Incompletas, de Felisberto Hernández, una joya de escritor o la poesía completa de Idea Vilariño.

    Me gusta

    • ¡Qué listado tan completo, Adriana, mil gracias! La idea es ceñirme no solo a narrativa sino, en la medida de lo posible, a novela. No siempre lo conseguiré por disponibilidad de libros de según qué países y en ese caso la idea es pasarme a relatos. Pero en todo caso, he actualizado la lista con todos los autores y autoras que me señalas, sean de narrativa o poetas. ¡Muchas gracias de nuevo!

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s